¿Cuál es la frecuencia de las sesiones?

Al comienzo de la terapia psicológica normalmente las sesiones son semanales. Esto permite afianzar la relación terapéutica y la confianza en el terapeuta así como realizar una evaluación detallada y un comienzo de la intervención que obtenga efectos más rápidos y eficaces. Cuando observamos mejorías y el cliente se encuentra más estable se suelen espaciar las sesiones cada quince días, aunque depende del caso concreto. Así, al ir progresando el caso se realizan sesiones de seguimiento cada vez más espaciadas donde se refuerza el mantenimiento de la mejoría y se da el alta terapéutica cuando los objetivos terapéuticos han sido alcanzados.



Comparte esta página en:

twitter sharefacebook sharelinkedin sharegoogle plus shareemail sharewhatsapp share