Mindfulness

Mindfulness o atencion plena es un entrenamiento de la atención en el que se fomenta la focalización en los contenidos mentales y la experiencia del momento presente con el objetivo de conseguir una mejor regulación emocional, una mayor conciencia de nuestros procesos de pensamiento, emocionales y conductuales, consiguiendo una mayor estabilidad de los mismos. El pensamiento abstracto humano nos da la capacidad de poder fantasear sobre momentos pasados, futuros o que imaginamos lo cual nos lleva a sentir emociones asociadas a estos pensamientos. El primer objetivo de la meditación es calmar la agitación de la mente. Así en Mindfulness, practicamos la observación de nuestros procesos mentales y corporales que pasan a considerarse como eventos pasajeros, potenciándose la dualidad observador-observado lo cual reduce la intensidad de la reactividad emocional a nuestros pensamientos.

El taller de Mindfulness se compone de seis sesiones donde en un grupo reducido (máximo 9 personas) se entrena en variadas técnicas de atención plena o mindfulness y se transmiten los conocimientos teorico-prácticos necesarios para la comprensión y práctica de las técnicas en el propio entorno y diferentes situaciones cotidianas Tras la finalización del taller los participantes se quedarán con todo el material didáctico aportado (audios de sesiones de mindfulness guiada, material en formato papel con contenidos teóricos) que luego podrán utilizar para practicar y recordar las técnicas de mindfulness aprendidas y disfrutar de todos sus beneficios.

Práctica

En la práctica de mindfulness se ordenan los contenidos mentales, se aprende a discernir las emociones beneficiosas de las destructivas y se enfrenta y acepta la situación presente con aceptación absoluta. También se toma conciencia de mente y cuerpo, estamos “conectados” con nosotros mismos y nuestro entorno.

Beneficios de la práctica de Mindfulness:

  • Regulación Emocional.
  • Autoconciencia, Instrospección.
  • Flexibilidad cognitiva, emocional, conductual.
    En los últimos 30 años el creciente número de investigaciones y pruebas de neuroimagen realizadas demuestran su efectividad para aliviar entre otros síntomas: depresión, estrés, ansiedad, hipertensión, dolor, adicciones a sustancias, disregulación emocional.



Comparte esta página en:

twitter sharefacebook sharelinkedin sharegoogle plus shareemail sharewhatsapp share